El ámbito sanitario y la cadena de valor

ISBN de la publicación: 978-84-697-5429-0

La cadena de valor es un modelo teórico que describe el proceso de desarrollo de cada una de las actividades que se realizan en una organización así como la agregación de valor que se genera en cada una de las etapas del proceso hasta que el producto llega al usuario. 

En este sentido, la cadena de valor de una organización sanitaria parte de una necesidad sentida sobre la salud. Así sobre esta necesidad se van añadiendo actividades del proceso sanitario hasta la consecución del producto final que es la restauración de la salud perdida.

El valor

El objetivo de cualquier organización se generar valor a sus clientes o en el caso de la organización sanitaria a los usuarios, población de referencia y entorno.

Así podemos considerar que el valor es lo que cada uno de nosotros estaríamos dispuestos a pagar por un producto o servicio. Cabe decir, que desde la óptica de los servicios sanitarios y desde la concepción de la salud como bien universal, no es fácil establecer ese precio, aunque si puede lograrse a través del cálculo de la perdida de actividad o costes por dejar de hacer las actividades de la vida cotidiana.

La cadena de valor

Es una herramienta elaborada por M. Porter diseñada para medir ese “valor” en cada una de las actividades y pasos del proceso.

Mediante el establecimiento de todos los procesos que componen el acto sanitario, somos capaces de descomponer este acto en cada una de las actividades que se realizan, incluso de atomizar cada uno de las actos que a nivel individual cada uno de los profesionales realizan.

Además la aplicación de la cadena de valor nos va a permitir organizar de forma sistemática cada una de estas acciones que estamos describiendo así como su valía.

Por otra parte, de la observación fragmentada por procesos de la organización sanitaria, podemos observar de forma diferenciada cada una de las actividades. Así, las actividades realizadas se pueden clasificar a su vez en:

  • Actividades Primarias.
  • Actividades de Soporte.

Las actividades primarias

Las actividades primarias son aquellas que se aplican directamente para la consecución del producto final. Es decir, desde la óptica del proceso sanitario sería la actividad asistencial aplicada directamente a un paciente ante una necesidad sentida por este.

Añadir que, la teoría de Porter incorpora cinco actividades primarias que adaptadas al ámbito sanitario podemos decir que son:

  • Las acciones de atención sanitaria. 
  • Las acciones de registro de la atención.
  • Actividades de promoción y prevención.
  • Servicios de atención directa no sanitaria.
  • Servicios de información sanitaria.

Los actividades de soporte

Las actividades de soporte son todas las actividades que se aplican sobre las actividades primarias y que a su vez resultan imprescindibles para la obtención del producto final. Es decir, desde la visión del proceso sanitario estamos hablando de todas las actividades que no se aplican directamente sobre el paciente pero que resultan fundamentales para que los profesionales logren  la satisfacción de las necesidades en términos de salud.

Entre estas actividades podemos encontrar:

  • Las actividades de gestión económica y presupuestaria.
  • Las actividades de gestión de recursos humanos.
  • Las actividades de gestión de productos, tecnología y mantenmiento.
  • Las actividades de compras y gestión de recursos materiales.
  • Las actividades de servicios centrales hospitalarios.

Diferenciación de las actividades de la cadena de valor

Respecto a la diferenciación de las actividades realizadas en el contexto sanitario, debemos saber que estas deben ser diferenciadas siempre que estas: 

  • Puedan establecerse con costes diferenciados dentro del proceso sanitario.
  • Tengan un alto potencial o relevancia dentro del acto sanitario.
  • Representen una parte importante respecto a los costes de la atención sanitaria.

De esta forma iremos realizando una mayor desagregación de las actividades mientras están aporten diferencias significativas respecto a la atención sanitaria.

Sin embargo a la hora de desagregar actividades y considerar su aportación al valor, no debemos olvidar que estas actividades no son independientes sino que son parte de un conjunto interdependiente donde adquieren así mismo parte del valor.

GuardarGuardar

No Comments

Tu opininión completa este artículo

A %d blogueros les gusta esto: