La visión de José David Zafrilla

Jjose davidose David Zafrilla Martínez, es Enfermero Master en Bioética por la Universidad Católica de Valencia, Master en Investigación por la Universidad Católica de Valencia.

Actualmente desarrolla su profesión como Director de Enfermería de Ribera Salud.

Presidente del comité cientifico de las 24 jornadas Nacionales de Enfermeras Gestoras organizadas por ANDE.

 

 

1.  Para empezar, toda carrera profesional debe plantearse como una carrera de fondo en la que en su inicio debemos plantear cuales son los objetivos y metas e irlos afrontando uno a uno sin saltarnos ningún peldaño ¿Por qué enfermero?

No podría decir que fuese por vocación desde siempre, pero la primera hora, del primer día de prácticas de Enfermería en el primer curso de la Universidad, supe que quería dedicarme al paciente y a su cuidado y que quería hacer de la Enfermería mi profesión.

2.   ¿cómo proyectó usted su carrera hasta llegar a dedicarse a la gestión?

La verdad es que la proyección en mi ejercicio profesional siempre ha sido proporcionar los cuidados necesarios y con mayor excelencia posible a los pacientes, no sé si fruto de esta búsqueda de “excelencia” me llegó una propuesta para ocupar un cargo en gestión. No era buscado pero lo acepté convencido por el reto que suponía el poder desarrollarme en un nuevo modelo de gestión sanitaria que integraba Atención Primaria y Especializada en el mismo Departamento de Salud (La Ribera-Alzira fue el primer Dpto. de la C.Valenciana con este modelo de integración AP-AE). Como a todos las enfermeras y enfermeros que amamos nuestra profesión, me resultó muy compleja la adaptación a la gestión y no estar a “pie de cama” pero doce años después de este hecho sigo igual o mucho más convencido. Una vez inmerso de lleno en gestión, por el debido compromiso a nuestros pacientes y respeto a los profesionales a mi cargo, he considerado la formación en gestión como una prioridad.

3. En el actual contexto en el que se está debatiendo el futuro de la sanidad, con más que previsibles cambios en los modelos de gestión, ¿Cómo ve usted estos cambios? ¿necesarios? ¿imprescindibles?

De todos es bien conocido que nuestro Sistema Nacional de Salud es uno de los mejores del mundo y es algo incuestionable, pero también es verdad que en el modelo actual de gestión pública pública de la sanidad y la coyuntura económica, la sanidad necesita cambios necesarios e imprescindibles para garantizar su sostenibilidad. Dotar de herramientas de gestión flexibles y ágiles tiene que ser una prioridad para las administraciones, y uno de los valores principales del modelo de concesión administrativa al cual pertenezco, es que es Sanidad Pública, garantiza esa flexibilidad y proporciona herramientas de gestión en busca de la eficiencia. Seguro que hay otras fórmulas para hacer sostenible el sistema, pero en mi opinión, el modelo concesional  ha demostrado después de 15 años de existencia que funciona, que cumple los principios rectores de la Sanidad Pública y que tiene excelentes resultados de calidad asistencial y seguridad en el paciente, como lo demuestran las encuestas periódicas de satisfacción. Estos resultados son transparentes, con trazabilidad y controlados, como los de cualquier hospital público, por parte de la Administración pública.

4.   ¿Qué papel cree que debe jugar la enfermería en ese nuevo escenario que se dibuja?

En mi opinión en el nuevo escenario que resultará después de aplicar los cambios, se dibuja una reorientación de los sistemas sanitarios, centrándose de forma más clara en el pachospital de Vinalopóiente y adaptándonos los profesionales sanitarios a las necesidades de estos y no al revés como tradicionalmente ha ocurrido en muchas instituciones sanitarias.  Con esta orientación al paciente, casi por definición, la enfermería jugará un papel fundamental, pero también es verdad que las enfermeras debemos dejar de lado el corporativismo y resistencia a los cambios, profesionalizar aún más la gestión y dimensionar nuestros profesionales en base a las cargas de trabajo originadas según necesidades y no según lo que “siempre  ha sido así”.

 

Por supuesto los cambios que venimos escuchando los últimos 20 años de patrón sociosanitario y el envejecimiento  de la población, van a colocar a los profesionales de los cuidados en primera línea de exigencia y protagonismo. Sin olvidar que el rol del paciente/ciudadano también ha cambiado y está cambiando. El fenómeno de internet, redes sociales, etc. permite un mayor acceso a la información sanitaria. Los ciudadanos están más y mejor informados y reclaman más a los servicios públicos. Y los profesionales de Enfermería no podemos ni debemos permanecer ajenos a ello.

 5. Usted ha ejercido como profesor de la Escuela de Enfermería de la Universidad Católica de Valencia ¿Las nuevas generaciones de enfermeras conocen y se interesan por el área de gestión enfermera?

En mi experiencia como docente de los últimos 5 años diría rotundamente “NO”. La orientación de la asignatura del primer año no tiene nada que ver con la de quinto precisamente por esta falta de concienciación. Desde mi pragmatismo bajé el nivel de exigencia para poder “atraer” a mi campo a los alumnos. Creo que la enfermería que yo estudié y que estudiaron promociones anteriores a las mías no se parecen demasiado a la actual, y pienso que las necesidades y prioridades de los profesionales más jóvenes ha cambiado; la base de estas necesidades se basa en conseguir estabilidad laboral y en ocasiones resulta complejo pensar en gestión cuando peleamos por un contrato que permita hacer mi plan de vida.

6.   Profesionalización de la gestión, hay una amplia corriente  que opina que los órganos gestores de las instituciones sanitarias  deben profesionalizarse ¿Qué opinión le merece esto?

Absolutamente de acuerdo. La lealtad, rigor y disciplina es básica para la cohesión y eficiencia de los sistemas, pero no es suficiente. La profesionalización basada en el desarrollo de las competencias directivas identificadas por las administraciones y empresas sanitarias y por supuesto la evaluación de desempeño de éstas, tiene que normalizase para cumplir lo que se espera de los directivos sanitarios del siglo XXI.

7. Usted como Director de Enfermería ¿Cree que los profesionales de la enfermería estamos suficientemente formados para la gestión de enfermería?

 Por formación pregrado no, pero igual que ocurre en el resto de profesiones sanitarias, que carecen de formación en gestión. Por ello creo que es importante para quienes quieran dedicarse a ello, ampliar la formación específica y aunque el liderazgo e instinto directivo innatos son muy importantes, tienen que completarse, y está comprobado que también pueden aprenderse habilidades directivas.

8.    ¿y para la gestión de centros sanitarios?

Algo similar, pero es verdad que los profesionales de enfermería con la implementación del grado de enfermería y el inherente pragmatismo y orientación al paciente, están al mismo nivel que cualquier profesional sanitario para la dirección de centros sanitarios.

9. ¿Considera que los gestores sanitarios son conscientes del papel fundamental que juegan los servicios de enfermería en los resultados económicos de un hospital?

Yo personalmente en mi empresa siento que las enfermeras somos reconocidas, valoradas y estamos como mínimo al mismo nivel que el resto de profesiones sanitarias que componen los más de 5.000 profesionales que trabajamos en la organización. Este reconocimiento no es sólo en la planificación de los servicios de enfermería, también en proyectos transversales y multidisciplinares. Y creo que en general se ha avanzado mucho en este sentido en los últimos años, y cada vez más se aprecia el papel relevante de la Enfermería en la consecución de los resultados y objetivos de la organización.

10. A menudo oímos calificativos poco gratificantes sobre las personas que afirman querer dedicarse a la gestión, quizás sea por el estilo de equipos gestores en los que algunas veces priman factores más allá de los competenciales y los del talento, ¿Qué opinión le merecen estas afirmaciones?

Yo personalmente me esfuerzo en desarrollar las competencias directivas identificadas por mi organización: orientación al paciente, planificación y organización, comunicación, trabajo en equipo, excelencia técnica, adaptación a los cambios y orientación al resultado, etc. Este desarrollo lo baso en el trabajo, compromiso, lealtad, posibilismo y vocación de servicio. Fuera de estas premisas, sinceramente, respeto todos los comentarios pero no comparto ninguno, si no tenemos claro para lo que estamos y lo que tenemos que ofrecer los directivos, lo mejor es desarrollar nuestra profesión desde la base y no impregnar las organizaciones de nuestra motivación mal orientada.

 11. Los mandos intermedios de la enfermería ¿Qué opinión le merece? y por tanto ¿los potenciamos? , ¿reestructuramos y transformamos?

Son imprescindibles, en Ribera Salud la gestión de personas apuesta por todos los profesionales, pero es verdad que los mandos intermedios son vitales. Personalmente en mi área de responsabilidad y no sin críticas, esenfermera gestorata potenciación y transformación ya está realizada. Tenemos una dirección horizontal con todos los mandos intermedios al mismo nivel y con una responsabilidad y empoderamiento de su unidad casi total. Es justo decir que en nuestro sistema de gestión gozan de más herramientas que en la gestión tradicional.

 

Como dato interesante creo que la primera misión de un buen directivo es tener “cantera”, es decir, identificar y potenciar dentro de los mandos intermedios profesionales que puedan continuar y/o sustituir al directivo. En mi caso creo que está conseguido con nota.

12.   Gestión por procesos. ¿le parece una herramienta de gestión que puede ayudarnos a mejorar a nivel asistencial?

Absolutamente. Yo comparto el axioma de los 80 “mejora los procesos y mejorarás los resultados” y no al revés.  Además estos procesos deberían estar acreditados externamente por agencias de calidad. El proceso de acreditación es un enriquecimiento y cambio de visión para los profesionales implicados.

13. ¿y en términos económicos?

Más aún, en otros Sistemas Sanitarios de otras partes del mundo no tiene ninguna discusión, quizás por las connotaciones económicas, pero en el SNS español aunque tenemos herramientas para ello, hay que desarrollarlas homogénea y adecuadamente.

14.   Hablemos de motivación. En tiempos difíciles como el actual imaginamos que es complicado gestionar la motivación de los profesionales ¿qué estrategias considera más adecuadas?

Le agradezco la pregunta. Tradicionalmente se atribuye a las concesiones administrativas una motivación de sus profesionales inherente basada en la retribución variable como único elemento de motivación. Los que llevamos tiempo en gestión sabemos que el dinero es un elemento motivador “higiénico”, es decir, si lo tienes no motiva pero si no lo tienes desmotiva. Por lo que la remuneración variable puede ser una herramienta más, pero para Ribera Salud la base debe ser  el justo reconocimiento de los profesionales, la información de su trabajo, la evaluación de desempeño estructurado y transparente, el plan de desarrollo profesional personalizado, la formación, la accesibilidad a la dirección, y un largo etcétera.

15. ¿cuáles son o deberían ser los vehículos utilizados por la dirección de enfermería para lograr una mayor implicación y motivación de  los profesionales?

No creo que deba ser diferente al resto de profesionales, pero reitero que la necesidad de información de resultados,  la retroalimentación, el respeto y la accesibilidad del equipo directivo, deben ser básicos en la gestión. Y otra de las ventajas del modelo concesional sanitario es que cuenta con un potente sistema de información que nos permite conocer qué se hace, cómo se hace, quién lo hace y su coste. No podemos mantener un modelo de RRHH que trate a todos por igual, independientemente de factores tan importantes como la actividad que se realice, la calidad que se aporta o la productividad. Hay que implicar a los profesionales en la gestión.

16. comunicación profesional, desde este blog sostenemos la necesidad de conocer el modo en que esta comunicación se produce ¿nos comunicamos bien los profesionales sanitarios?

Es posible que conteste algo diferente a lo que se me pregunta, pero yo opino que aunque cada vez es mejor, la comunicación entre profesionales no es todo lo eficaz que debería ser y este hecho repercute en nuestros pacientes que sufren una disminución de la calidad asistencial y una rotura en la continuidad asistencial. Esta comunicación ineficaz no se da solo entre diferentes niveles de atención, también dentro de Hospitales entre diferentes servicios, es frecuente ver esta comunicación poco efectiva.

17.¿Sabemos realmente cómo es esta comunicación o deberíamos poner más énfasis en estos aspectos?

Debería ser una prioridad de los gestores mejorar la comunicación profesional, las nuevas tecnologías pueden aportar luz y soluciones pero deben basarse en la gestión por procesos y orientarse a las necesidades del paciente.

18. Desde nuestro blog, pensamos que las enfermeras gestoras deben desarrollar competencias en finanzas, dirección estratégica, Personal Branding, Recursos Humanos, Redes de comunicación. Díganos, ¿está de acuerdo? ¿qué formación debe poseer una enfermera gestorapara que la faculten para desarrollar un puesto como mando intermedio? ¿y una dirección de enfermería? ¿y para gerenciar un hospital?

Totalmente de acuerdo con la opinión que emiten desde su blog. Aunque el gENFERMERA GESTORArado de exigencia lógicamente será mayor a medida que aumente su responsabilidad, yo creo que la formación de los mandos intermedios, direcciones y gerencias actuales deben tener una formación reglada y similar. Hemos hablado del empoderamiento de los mandos intermedios; sin esta formación resulta difícil conseguir ese nivel y compromiso de los mandos intermedios. La transparencia y la fluidez de información es un complemento necesario en la formación; creo que la gerencia debe tener el grado de confianza, madurez y confidencialidad para poder compartir toda la información con su equipo directivo y el equipo directivo a su vez con los mandos intermedios.

19. Las tecnologías 2.0, salud 2.0, enfermera 2.0, E-pacientes, efectivamente los datos parecen demostrar que la tecnología 2.0 ha revolucionado el modo de comunicarnos la sociedad en general, lo que obviamente cambia la relación con nuestros usuarios ¿Qué opinión le merecen las herramientas 2.0? 

No son el futuro son el presente. Según un reciente estudio, un 72% de los españoles consulta la red para resolver las dudas sobre su salud. Y en los próximos 15 años, se prevé que la población general obtendrá el 85% de las noticias por las nuevas tecnologías. En la población profesional el % de información, actualización e incluso formación será cercano al 100%.

Desde Ribera salud desde hace tiempo se ha empleado las nuevas tecnologías para la relación con los usuarios, se empezó con los SMS entre otras muchas y durante 2013 hemos desarrollado dentro del Plan de Atención al Paciente Crónico, un portal de salud, donde el ciudadano desde el área pública puede realizar consultas de la escuela de pacientes, obtener información sobre salud y enfermedad y ver el calendario de actividades de promoción de la salud. Y la novedad es que además desde la parte de acceso privado del portal y a través de una clave personal, el usuario tiene acceso desde cualquier parte del mundo a gestiones administrativas, consultas de pruebas complementarias, acceso a los informes de la historia clínica más relevantes y a interactuar con su médico de familia y enfermera comunitaria de referencia para tratar de temas de sus patologías crónicas.

20.   ¿Debe liderar la enfermería este cambio de relación con el paciente o mantenerse a la espera?

Liderarlo sin duda, comentaba más arriba que este cambio de patrón sociosanitario anunciado ya está aquí, y que el papel de la enfermería, la atención a la cronicidad y la relación sanitario-paciente con las nuevas tecnologías debe ser un campo a ocupar con  profesionales motivados y capacitados. Las enfermeras cumplen estos y muchos más criterios para liderar este cambio.

Queremos mostrar nuestro agradecimiento a José David Zafrilla  por su colaboración con nuestro blog, esperando que su visión contribuya al desarrollo y difusión del conocimiento gestor y de la profesión enfermera.

1

2 Comments
  • Pedro N.

    José David es referencia para muchos de nosotros. Genial entrevista!

    mayo 15 at 08:11 Responder
  • manyez

    Un lujo de entrevista. ¿Os acercareis a las jornadas de enfermeras gestoras? Nos vemos en Alicante 🙂

    mayo 12 at 23:39 Responder

Tu opininión completa este artículo

A %d blogueros les gusta esto: