El proceso de formulación estratégica

ISBN de la publicación: 978-84-697-5429-0

 

La estrategia es el proceso conducente a la elaboración de un plan que nos debe guiar para la consecución  de la misión y visión de la empresa mediante el logro de las metas y objetivos.

Además, la estrategia debe proporcionar la respuesta a todos aquellos factores del entorno que influyen sobre la organización y que se convierten en la principal función de la dirección estratégica y que por tanto debe conocer la gestora enfermera.

Una vez analizadas en capítulos anteriores la realización y uso de las matrices estratégicas, es el momento de abordar la formulación de la estrategia.

En este sentido las matrices más útiles para lograr este propósito, será la utilización de la matriz BCG y sobretodo la utilización de la matriz DAFO.

Debemos contemplar que a la hora de establecer la estrategia de la organización, lo primero es realizar la formulación de la estrategia, para posteriormente pasar a realizar el diseño organizativo pertinente y resultante de la previa formulación para por último, conformar y establecer el plan director o guía global de la estrategia de nuestra institución.

Así pues, es necesario comprender que la formulación de la estrategia en el ámbito de las organizaciones sanitarias debe asumir la necesidad de responder de forma eficiente a escenarios de alta variabilidad y cambios constantes.

Andrews (1980) definiría la estrategia como el modelo que determina la toma de decisiones de la organización en busca del logro de las metas y objetivos establecidos de forma que, mediante esta estrategia queda evidenciada y establecido el plan que guía la acción organizativa.

La estrategia está apoyada en cuatro pilares fundamentales:

  1. La estrategia es el sistema de relación e interacción entre la empresa y el entorno, incluyendo en este los grupos de interés.
  2. La estrategia mediante la visión debe dar respuesta a las expectativas de los miembros de la organización.
  3. La formulación de una estrategia constituye el patrón de toma de decisiones conforme a los objetivos establecidos y los recursos disponibles.
  4. La formulación estratégica es el mecanismo mediante el cual la organización hace frente a las amenazas y debilidades mediante la potenciación de las oportunidades y uso de las fortalezas.

Cabe recordar que según el enfoque  estratégico de Ansoff, la relación entre la organización y el entorno se basa en:

  • El campo de actividad en el que estamos inmersos. En este caso el campo de la salud, el cuidado y su proceso.
  • Las combinaciones posibles de recursos para lograr el mejor resultado en términos de salud y cuidado.
  • Las características diferenciadoras de nuestra organización frente a otras y que determinan el establecimientos de centros de referencia.
  • El efecto sinérgico de las organizaciones que componen el entorno dado que, como sistemas abiertos se produce un continuo flujo de información que conduce a que el resultado final, no sea igual a la suma de las partes de cada uno de los servicios que prestamos al usuario.

El proceso de formulación

La formulación estratégica por tanto, viene a constituir el marco que la organización utilizará para construir el mecanismo de la toma de decisiones, que determina los objetivos y metas que la organización sanitaria o la unidad enfermera persigue.

Como en capítulos anteriores queremos insistir en que todos los procesos y herramientas expuestos son aplicables a cualquier ámbito con  tan solo, cambiar el espectro de consideración macro-meso-micro. Si bien es verdad, que todo debe funcionar como un engranaje y proceso de orden micro deben estar perfectamente integrados con procesos de orden superior.

Para  la formulación de la estrategia debemos por tanto, seguir una serie de pasos:

  1. Identificar los factores de éxito, es decir, todos aquellos aspectos que constituyen las fortalezas de nuestra unidad u organización y que mediante la realización de la actividad, van a permitirnos alcanzar las metas. Es fundamental identificar todos los factores que determinan el éxito, mantenerlos presentes y trabajar en base a ellos para de esta forma, aprovechar toda la potencialidad.
  2. Definición previa de la visión, misión y valores. El proceso de definición de a dónde quiero llegar, cómo y de que forma quiero llegar, va a depender de los factores de éxito y de las características tanto de la cultura propia de la organización como de las personas involucradas en el proceso.
  3. Observación, valoración y análisis del entorno. Mediante este se debe concluir y conocer cuál es el medio en el que la organización se desenvuelve. De esta forma es  posible determinar todos los factores que pueden ser usados y aprovechados para el logro del éxito de la organización y por otra parte, conseguir estar preparados frente a los potenciales riesgos en el escenario presente y futuro.
  4. Análisis y establecimiento definitivo de la misión, visión y valores. Con lo realizado hasta aquí, se debe revisar la misión visión y valores establecidos previamente para determinar si es realmente alcanzable una vez conocida la situación interna y el entorno externo dado que, establecer parámetros fuera del alcance y poco realistas conducirán a la desmotivación general y al fracaso.
  5. Análisis interno de la organización. Para conocer las fortalezas y debilidades que poseemos, ser conscientes y trabajar con ellas. Conviene precisar, que se debe analizar tanto el presente de la organización como los distintos escenarios futuros que se pueden plantear frente a nosotros.
  6. Diseño del Plan estratégico o plan director. Así con la misión, visión y valores, este plan estratégico debe recoger y dejar claras las intenciones presentes y futuras. En este sentido conviene precisar que el plan, debe recoger las diversas estrategias que guían a la organización y que nos proponemos como tal abordar y conseguir.
  7. Implantación del plan estratégico. Una vez realizados los pasos anteriores es necesario, el establecimiento de un proceso de  implantación de las distintas estrategias que conforman el plan.  En el mismo sentido, en este momento deben quedar establecidos y desarrollados los sistemas de control y evaluación del plan, así como los mecanismos para realizar las correspondientes correcciones que sean necesarias.

Tipos de estrategias

Dentro del plan establecido podemos decir que se incluyen distintos tipos de estrategia:

  • Estrategia de crecimiento y mejora de servicio.
  • Estrategias de estabilidad, sostenibilidad y supervivencia. Este tipo de estrategias tiene en si mismo un componente defensivo que se contrapone al tipo de estrategias anterior.
  • Estrategias de liderazgo.
  • Estrategias de diferenciación.
  • Estrategias de enfoque o estructura.

Así el establecimiento de unos tipos u otros de estrategias vendrá determinado por las características de la propia organización y la cultura tanto gestora como de las capacidades de los miembros que la integran.

 

GuardarGuardar

No Comments

Tu opininión completa este artículo

A %d blogueros les gusta esto: