Gestión y ética, una forma de actuar

eticaEn una época en la que parece que los valores y la ética están en desuso esta semana queremos hablar precisamente de este tema, de formas de hacer y actuar, y de que no todo vale.

Si tenemos que hablar de que es en primer lugar la ética de los cuidados dado que nos encontramos en un espacio que como tema fundamental tiene la enfermería debemos decir que es:

La toma en consideración de la persona como actor fundamental ya estemos centrándonos en cuidados básicos o higiénicos de la persona o en los cuidados más complejos, aquellos que la persona difícilmente puede realizar por si mismo  y precisa de forma permanente de la presencia de una enfermera para ayudarle en estos momentos.

Hemos de incluir también ineludiblemente los cuidados al final de la vida  e igualmente en este tiempo la educación para la salud, la educación en cuidados para la salud.

Inevitablemente la ética en los cuidados no nos permite prescindir de la contemplación de toda la esfera de la persona refiriéndonos con ello a los familiares, acompañantes y entorno social en el que se desarrolla la vida del paciente.

En definitiva los cuidados éticos deben estar centrados en:

  • La persona
  • En proporcionar soporte a todo aquello  que el paciente necesita en los momentos de enfermedad
  • En proporcionar habilidades para el mantenimiento de la salud.
  • Y a soportar el proceso de morir.

Con este marco, la gestión de los cuidados no debe olvidar, es más debe tener permanentemente presente el nuevo entorno al que los profesionales sanitarios nos enfrentamos en el que debemos mantener una relación de igualdad en contextos a los que hasta ahora no hemos tenido que enfrentarnos, redes sociales, mundo 2.0, hospitales líquidos, gestión transparente y donde las reglas evidentemente han  cambiado.

Etica en la gestión sanitaria

Si  tramos ahora de referirnos ahora al propio mundo de la gestión sanitaria, la gestión ética es un estilo de gestión que pone permanente a la persona por delante.

Vamos a definir la Gestión ética como:

El resultado de un trabajo en el cual no cabe duda de la transparencia y la autoridad moral de aquel que realizó su labor. De allí se sabe que no se negociaron los principios e ideales de unidad de la institución, y menos que la norma fue flexible de acuerdo con beneficios individuales. Una gestión ética se presenta cuando las cuentas de la administración fueron claras y consistentes, cuando se cumplió con los objetivos sin dejar de lado el ideal de justicia y equidad.

Fuente: Redesearte Paz.

Desde la gestión sanitaria se debe proporcionar los recursos suficientes a los profesionales para llevar a cabo su ejercicio profesional de forma ética que no es otra cosa que facilitar el que los profesionales se puedan mantener de forma real cerca de los pacientes y no únicamente sobre el papel.

Debe ser una estrategia inseparable de nuestro ejercicio individual como profesionales sanitarios.etica 2

Este concepto es el que nos acerca a que gestionar o liderar organizaciones sanitarias es un ejercicio de servicio, de ponerse permanente al servicio de los demás y que por tanto excluye cualquier otro estilo de práctica tan de moda en los últimos tiempos.

Las organizaciones sanitarias públicas tienen adquirido un compromiso con la sociedad que por otra parte es la materia prima con la que trabajamos todos los días.

Gestión ética porque estamos gestionando recursos públicos finitos y escasos que deben hacer bueno el concepto de salud como bien público puro de consumo igualitario y no rival.

Todas nuestras actuaciones como gestores deben tener este principio y ningún otro.

Este debe ser el marco que dirija e impregne la cultura de la organización porque de otra forma estaríamos traicionando nuestro principio fundamental que son las personas.

Gestionar de forma ética no incluye ningún tipo de reglamentaciones, ni establecimiento de normas, va más allá, es un estilo de comportamiento que se elige y se practica, es voluntario, aquí no valen tampoco el establecimiento de estándares de comportamientos éticos que incluye la adquisición de sellos de Responsabilidad Social Corporativa ya sean estos Iso, Foroética, Social Accountability, Aenor o cualquier otro, si no lo interiorizamos esto no será más que humo colgado en un bonito marco.

La gestión ética es un estilo de vida que trasciende a lo profesional y que se orienta al bien común y no al personal.

Las personas somos débiles y a menudo encontramos mil y una justificación para saltarnos los principios y valores de la ética. La caída de la ética en el mundo de la gestión suele producirse por un intento de mantenernos en nuestros puestos gestores, encubriéndolo modernamente de profesionalismo como bonito disfraz, otro trágico modo de la caída de los valores éticos en gestión suele venir de la mano del lucro personal disimulado con determinados (siempre autojustificados)que fines … que no dejan de ser más que corruptelillas con minúsculas o mayusculas.

El comportamiento ético confluye en tres competencias:

Coraje para vivir,

                                        generosidad para convivir

                                                                               y prudencia para sobrevivir

Fernando Sabater

Gestionar de forma ética es una elección personal por tanto, tu eliges.

facebookcover

No Comments
Post a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: