La gestora enfermera ante el método Harvard

A la hora de resolver un conflicto, el método Harvard establece cuatro elementos básicos que nos han de ayudar a resolver el problema dentro del grupo. Estos elementos son:

  • Personas
  • Intereses
  • Opciones 
  • criterios

Personas. Para resolver un conflicto la primera premisa es tomar distancia respecto del problema. Y lo que es más importante, separar a las personas del problema. Si establecemos una asociación persona-problema, de manera prácticamente que inevitable añadiremos las características del problema a las características de la personas. Ahí es donde reside en muchas ocasiones la catalogación de enfermeras “conflictivas” o gestoras “conflictivas”. El primer punto es por tanto, analizar el problema y sus características de manera aislada.

Intereses. Es decir, debemos tomar una orientación centrada en el objetivo, en lo que resulta más interesante, en buscar aquella solución que favorezca a los objetivos planteados para el grupo. Si nos centramos únicamente en las posiciones que generan el conflicto y en el debate de estas posiciones en lugar de analizar el hecho, la decisión respecto a cual es la solución de mayor intereses pasará completamente desapercibida.

Conocer los intereses es la parte más importante de un coflicto, dado que si conocemos cuáles son los intereses de las partes en conflicto y qué es lo más interesante para el grupo, la resolución del conflicto será mucho más sencilla.

Opciones. Resolver un conflicto pasa por analizar cada una de las opciones que se nos plantean. Es momento de considerar todas y cada una de ellas. Un buen proceso de toma de decisiones como ya hemos mencionado, pasa por el análisis pormenorizado de todas las posibles soluciones y una vez realizado este, tomar la decisión, decantarnos por aquella opción que más nos acerque a los objetivos. Es cierto, que se debe valorar como opción también en que posición queda el grupo y las partes en conflicto, ya que si la opción seleccionada por acercarnos al objetivo provoca inestabilidad en el grupo, será necesario realizar acciones en paralelo que trabajen la comunicación y reorientación de las personas en este sentido.

Criterios. Uno de los aspectos más nocivos en la toma en consideración de un conflicto reside en los criterios de resolución. Los criterios generales, deben ser conocidos por todos los miembros del grupo, estables y equitativos. Siendo aplicados de manera objetiva. Bien es cierto, que existen situaciones que los criterios que resuelvan el problema van a ir mucho más allá de los criterios generales. Debemos saber que en estos casos, los criterios deben ser explicados, entendidos y por su puesto, igualmente objetivos. La explicación de cuales son las características de los criterios que empleamos será necesario hacerla de manera pre y post.

Las alternativas

Las alternativas son las distintas posibilidades que se le plantean a la gestora enfermera a la hora de tomar en consideración un problema. Las alternativas partirán siempre de una recogida de datos, y el análisis de esta.

Una solución alternativa tiene que ser comparada con otras y determinar su calidad de forma que con el uso de los criterios, nos permita observar y es posible llegar a un mejor punto de resolución.

Compromiso

Resolver un conflicto como podemos entender no es sencillo, sobretodo si lo que se pretende de manera fundamental es el beneficio del grupo. Así, tanto las partes en conflicto como aquellos miembros del grupo que actúan como meros observadores, deben percibir a la gestora enfermera a través del nivel de compromiso con el grupo y con la resolución de cada uno de los problemas que se plantean. Del nivel de compromiso percibido, por tanto, va a depender la calidad y la facilidad con la que se pueda resolver el conflicto

Comunicación

De manera repetida, insistimos en la influencia que tiene la comunicación en todas las áreas sobre las que actúa la gestora enfermera. Tanto es así, que la comunicación y su gestión es una de las competencias más relevantes que debe ser desarrollada por la gestora enfermera. El proceso de comunicación debe ser entendido así como todas las acciones que nos conducen a verificar la calidad del mismo.

Las relaciones

Las relaciones interpersonales están comprometidas en todas las fases del conflicto. La gestora enfermera debe ser consciente de este aspecto y debe tener como objetivo no solo la resolución del conflicto, si no que también debe valorar la conservación de la mejor relación posible entre los distintos miembros del grupo. Lo primero que se daña en cualquier conflicto es la verdad y la confianza y con ello las relaciones del grupo. 

No Comments
Post a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: