Hoy en día no solo es importante lo que hacemos sino lo que los demás piensan sobre lo que hacemos. Esto podemos denominarlo “Personal Branding” o marca personal. 

Fue Tom Peters  el primero en acuñar el término Personal Branding. En sus inicios relacionado con el ámbito empresarial, aunque de manera progresiva se ha comenzado a utilizar en otros ámbitos como el de la enfermería. Tom Peters diría que la marca personal es un conjunto de características propias de una persona, por la que es reconocida y que la diferencia de las demás.

Vincet Gimildi definió marca personal como una combinación de características, transmitida mediante, una imagen, símbolo o palabra que producen un impacto o pensamiento en quien lo ve o escucha.

La marca personal por tanto, no tiene que hacer referencia únicamente a un producto comercial, puede referirse también a personas ya sean estas reales o ficticias. De manera fundamental cuando se alude a estas personas o imágenes reales o ficticias a través de los símbolos, palabras o gestos que les características, también se está aludiendo a sus motivaciones, valores y ética personal de trabajo, ect. De ahí que tanto en el ámbito profesional, ya sea este enfermero o no, debemos ser cuidadosos con establecer estereotipos que pueden dañar a la persona mucho más allá del ámbito profesional.

La importancia de la marca personal

La marca personal personal, por tanto da respuesta  a quiénes somos, qué hacemos, cómo lo hacemos y qué pensamos. En la respuesta a estos conceptos es donde reside la importancia de la marca personal, ya que es justo aquí donde reside la semilla del éxito de muchos proyectos que como enfermeras queramos realizar.

En la respuesta a estas preguntas va a depender qué es lo que la sociedad y los grupos de interés que nos rodean van a saber de nosotros, a pensar. Dependerá de ello nuestra credibilidad y la confianza en nosotros como prestatarios de un servicio, que además alude a una de las esferas fundamentales de la persona como es la salud.

¿Cómo se genera la marca personal?

Para crear la imagen personal debemos comenzar definiendo los valores que como persona o colectivo (si queremos pensar en el colectivo profesional de las enfermeras) nos caracterizan.

El siguiente paso a la hora de crear una marca personal es pensar en los objetivos que deseamos conseguir. Como enfermeros, lo que deseamos es establecer una relación de confianza terapéutica con nuestros pacientes de forma, que nos permita realizar nuestra labor profesional de una manera óptima.

Una vez establecidos los objetivos, nos debemos dirigir hacia la definición del público objetivo, quiénes serán los que nos van a ver, quiénes serán los que deben diferenciarnos de otras personas u otros profesionales. 

A continuación, se debe realizar el posicionamiento, es decir, los pasos y acciones a realizar para conseguir ser vistos y apreciados de la forma y manera que deseamos. En el sentido profesional enfermero el posicionamiento puede incluir acciones como: la forma de dirigirnos al paciente, de organizarnos, de comunicarnos con otros miembros del colectivo enfermero, la estética de nuestra uniformidad, la luz ambiental, el ruido que producimos, la comunicación, la calma, la empatía, la escucha y un grupo amplio de características que conforman nuestra actuación profesional.