Liderar no es cosa de necios

Liderar una organización es dirigirla a la visión con criterios de servicio, humildad y dedicación. Si las decisiones  se toman con otros criterios como el miedo al talento, silenciar opiniones diferentes o simplemente rencor, no se lidera se es un necio y a los que guardan silencio, cómplices del desastre y del desatino. Al campo, es imposible ponerle puertas.

Y dicho esto, debemos saber que:

Etimológicamente, líder proviene del verbo inglés “lead” que viene a significar, guía, dirección o camino.

Chivenato vendría a definir al líder: como la persona que ejerce influencia en una situación a través de un proceso de comunicación y relaciones humanas.

Burns,  por su parte indicaría que: el liderazgo es un de los fenómenos más observados y menos entendidos y que a su vez, conecta con los postulados de Bass en los que afirma que hay tantas definiciones de líder como personas.

En el entorno de las organizaciones sanitarias, el liderazgo es entendido como la posesión de un conjunto de habilidades directivas que posee una persona y que determinan la influencia sobre un grupo.

El rol del líder

Para que un liderazgo sea eficaz, el desempeño debe estar orientado al trabajo en equipo. De forma, que el control ejercido se realiza a través de la persuasión e influencia que determinan que, los objetivos y las estrategias se realizan conforme a lo planificado.

Desde el punto de vista formal, a menudo se considera al líder como la persona que ejerce un cargo jerárquico, al directivo. Sin embargo, este sentido se ha ido transformando en las organizaciones y grupos de éxito donde en estas, se pone el acento  en el desempeño y por tanto, la tarea del líder se torna en la facilitación y consecución y consecuentemente, en lograr que las personas puedan hacer aquellas tareas que les son propias.

En coherencia, el rol del líder, debe centrarse en el logro de los objetivos, lo que determina, que debe saber el modo de actuar e interactuar en el seno de los grupos y de las organizaciones.

Características de los líderes enfermeros

La conformación de los ambientes en los que trabaja la enfermera, aún con sus propias peculiaridades, no son muy diferentes a los de otro tipo de organizaciones por lo cual, debemos empezar apreciando la diferencia entre líderes formales e informales. 

Así, el líder informal es un individuo con capacidad de influencia sobre los demás sin ocupar posiciones formales dentro de la organización.

Por otra parte, el líder formal es aquel individuo que ocupa un puesto social de prestigio o de autoridad, formando parte de las estructuras orgánicas de las instituciones a las que pertenecen, debiendo garantizar la consecución de los objetivos y el cumplimiento de las directrices que deben guiar a los mismos.

Si analizamos las características deseables en un líder, encontramos:

La inteligencia. Así los líderes poseen una capacidad intelectual que les permite diferenciar su pensamiento o gestión de las circunstancias bajo determinados y distintos procesos lógicos.

Personalidad. Se caracterizan por su ingenio, originalidad, valores, confianza en si mismo. Las actuales teorías del liderazgo incluyen rasgos encaminados al aprendizaje, vocación de servicio, asertividad, optimismo, equilibrio personal, etc.

Características físicas: rasgos como la edad, sexo, aspecto físico, altura, peso muestran relaciones contradictorias con respecto a la capacidad de ejercer influencia. De cualquier manera, la evidencia empírica  indica que estas y otras características físicas ejercen distintos tipos de influencia y actitudes en los demás, que pueden ir desde la aceptación, establecimiento de prejuicios y rechazo. Bien es verdad,  que no existe una única lista de características físicas y estas dependerán tanto del entorno como de las circunstancias y niveles de apoyo externos manifestados.

Así, desde las teorías de categorización social y de la teoría del rol social, se afirma que existen distintas posiciones cognitivas entre los estereotipos individuales y el prototipo del buen líder. La expectativa de género, permite afirmar que las mujeres lideran con una orientación centrada en la persona y en el establecimiento de relaciones, por contra los hombres ejercen su liderazgo más centrado en la tarea y apoyado en la participación de componente democrático.

Valores. Son cualidades que distintos tipos de investigaciones en la actualidad relacionan con un mayor nivel de eficacia en el desarrollo de la funciones que son propias del grupo en el que se encuentran integrados.

Teorías de liderazgo

Enfoque personalista

Son aquellas teorías que se establecen sobre los rasgos de personalidad del líder, bajo la hipótesis  acerca de que el líder, posee una alta capacidad de influencia sobre los individuos de su entorno.

Distintos autores sostienen, que no existe una personalidad ideal para un líder y  que serán los entornos, los que determinen que rasgos de personalidad serán adecuados y cuales será mejor abandonar.

Cabe mencionar, que el enfoque centrado en las características de personalidad de los líderes han ido evolucionando hacia  los distintos estilos de comportamiento. Bajo esta concepción, el liderazgo considera todas aquellas situaciones en las que se encuentran los grupos de referencia contemplando: su estructura y conformación, objetivos, tareas y necesidades, además de la capacidad de adaptación del líder para orientar al grupo a sus objetivos.

Teoría situacional

Parte de los postulados de la teoría de la personalidad a través de la evolución hacia los rasgos del comportamiento. Kurt Lewin entre otros, trata de relacionar todos estos aspectos con estilos de liderazgo tales como: autoritario, democrático y laissez-faire.

Así, los postulados de esta teoría se centran en la adecuación del estilo al contexto donde se debe aplicar.

Teorías de la contingencia

Es la que contempla la orientación hacia la tarea y las relaciones entre el líder, el tipo de de tarea y las relaciones entre líder y los miembros del grupo.

En términos generales, los líderes motivados hacia la tarea son más efectivos en situaciones de alto o bajo control por otra parte, los líderes orientados a las relaciones son más efectivos en las situaciones de control intermedio.

Esta artículo está dedicado a todas aquellas personas que guardan silencio

No Comments
Post a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: