Liderazgo y Gestión Sanitaria (by F. Lamata)

liderazgo¿Cuántas definiciones damos de liderazgo? Tantas como personas tratamos de darlas, unas más y otras menos fundadas.

Hay personas que sus palabras se convierten en referencia por ello hace unas fechas pedimos a D. FERNANDO LAel liderMATA su visión sobre cómo debiera ser este liderazgo en nuestro mundo sanitario:

Un líder es alguien que conduce a otras personas en una dirección, hacia un objetivo.

La clave de un buen liderazgo es que las personas confíen en el líder.

Para ganar la confianza hay que demostrar conocimiento (o capacidad de encontrar y gestionar el conocimiento de la organización), capacidad de tomar decisiones, y capacidad de convencer para que todos avancemos en la misma dirección.

Esto vale para cualquier empresa; el liderazgo en la gestión sanitaria requiere algo más, porque los “clientes” y los “empleados” son especiales.

Para ganar la confianza hay que demostrar conocimiento (o capacidad de encontrar y gestionar el conocimiento de la organización), capacidad de tomar decisiones, y capacidad de convencer para que todos avancemos en la misma dirección.

En algunas organizaciones puede funcionar el ordeno y mando, puede haber una cadena de producción anónima, fría.

En una empresa sanitaria, donde los profesionales atienden a cada paciente de forma individual y donde cada paciente es una persona diferente, aunque tenga un proceso patológico (un diagnóstico concreto), hemos de recordar siempre que no hay enfermedades, sino enfermos. liderazgo y ajusteHemos de recordar que en el proceso de atención se juega la vida y la muerte de la persona su autonomía o su dependencia.

Y en cada caso el profesional sanitario está aplicando todo su saber, todo su cuidado, toda su atención, para contribuir a la mejora de la salud del paciente, para entrenarle a cuidar su salud y gestionar mejor su enfermedad. En este campo, en este tipo de empresa, el directivo tiene que saber escuchar y valorar a los profesionales, tiene que contar con su opinión. La labor del líder sanitario es ayudar a que el encuentro entre profesional y paciente se dé en las mejores condiciones. El líder sanitario es un “facilitador”, como un director de orquesta que trata de sacar la mejor capacidad de los profesionales, haciendo que se encuentren a gusto, que se sientan orgullosos de su trabajo y de la organización en la que trabajan, que quieran superarse cada día. El líder sanitario tiene que ser humilde, tiene que acompañar ese esfuerzo y reconocerlo, tiene que saber dar las gracias.

El líder sanitario tiene que representar al grupo dignamente, desde luego, tiene que demostrar autoridad, pero sin creerse que él es el importante; los importantes son, por este orden, los pacientes (ciudadanos) y  los profesionales.

Fernando Lamata

Fernando Lamata.

Desde GESTION DE ENFERMERIA queremos mostrar nuestro agradecimiento por la colaboración y generosidad para con este blog y sus autores.

1

 

2 Comments
  • Isabel beatriz mansilla

    Interesante felicito a los autores. Es cierto debenis tener mayor autocritica

    junio 25 at 00:18
  • Marina Magdalena Condori

    Muy bien lo justo lo concreto, lo que siento y pienso sobre liderazgo sin humildad es imposible liderar, ser ejemplo en todo, puedes tener miles de conocimientos pero sin amor en lo que haces nada sera con alegría y ponerle todo tu esfuerzo para que las cosas salgan adelante,lo felicito al Sr Lamata sobre este articulo un tema que me apasiona Muchas Gracias Lic. Marina

    octubre 7 at 02:05
Post a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: