El focus group es una metodología de trabajo en grupo, que puede ser de gran utilidad para la gestora enfermera a la hora de obtener información, reacciones, opiniones y expectativas respecto a los problemas u otras situaciones de los grupos de trabajo.

Al igual que las técnicas de grupo nominal, es ideal para poner en práctica en grupos pequeños de no más de 15 personas. Y su objetivo no es tanto obtener un consenso sobre un problema como obtener una serie de criterios y puntos sobre los que trabajar de manera posterior. 

La técnica se desarrolla en sesiones de tiempo definido, nunca superior a 2 horas, en las que la gestora enfermera a través de preguntas al grupo, debe ir dirigiendo a los miembros hacia determinadas situaciones concretas. Resulta fundamental que los miembros del grupo se sientan libres y cómodos a la hora de expresar sus opiniones. De otra forma, no se lograrían los objetivos pretendidos.

Durante las sesiones la gestora debe:

Ser amable y firme en su enfoque. Para conseguir la mayor interacción posible de los miembros del grupo.

Mantener una actitud empática y permisiva. Que consiga un clima de generación de ideas y debate creativo, donde las ideas y visiones de los distintos miembros puedan ser expresadas con libertad.

Flexible. Que le permita modificar el orden de la sesión de trabajo, aunque al final de la misma, debe haber cubierto cada uno de los puntos a tratar.

Respetuosa. Con cada una de las opiniones, incluso con aquellas que se alejan más de los posibles acuerdos.

A la hora de planificar una sesión de trabajo bajo esta metodología, se debería seguir el siguiente esquema:

Fijar previamente los objetivos de la reunión.

Planificar las preguntas que se harán al grupo.

Garantizar la comprensión de las preguntas adaptándolas a las personas que van a participar.

Considerar el lugar donde se va a realizar la reunión.

Realizar una exposición clara y sencilla de los motivos que hacen necesaria la reunión de trabajo.

Mantener un clima de imparcialidad y respeto entre todas las personas.

Tomar las notas de manera clara e ilustrativa. 

Ante la duda en una respuesta, reformular la pregunta para no conducir a errores de interpretación.

Agradecer en todo momento la participación y la generación de ideas y debate.

Al término de la reunión, analizar de manera pormenorizada los datos para extraer las conclusiones correctas.

Realizar un informe y compartirlo con los integrantes antes de su difusión para comprobar su corrección.

Ante puntos dudosos, se podrían considerar nuevas sesiones para clarificar estos aspectos