Los mandos intermedios, un valor clave

Wasser7Entramos en una semana muy especial, esta semana se producirá la celebración del Día Internacional de la Enfermería.

Esto convierte a esta semana en una de las más intensas del año y para Gestión de Enfermería no podría ser de otra forma.

Es por esto que hemos elegido para esta semana un tema importante para nuestras organizaciones, del que todos hablamos, del que en cualquier nivel de las divisiones de enfermería se habla y que siempre se queda en eso en palabras dado que prácticamente que nunca se pasa a la acción,

la acción del cambio.

Nosotros como otros muchos hemos ensayado con la aplicación del PES-NWI (Practice Environment Scale of Nursing Work Index).

La potencia de la herramienta sirve para que su análisis nos devuelva datos que pueden ser aplicados a muchos aspectos del trabajo de la organización.

Y si además se combina con la aplicación de otras escalas, el torrente de datos útiles para la organización es de una importancia tal que, el que las organizaciones no hagan estudios similares dentro de las organizaciones resulta incomprensible, pero por aquí entramos en el mundo de la transferencia del conocimiento, de los organigramas  y de la cultura de la organización y nos desviaríamos del objeto de hoy.

El hecho es que con el PES-NWI nos quedan claros tres aspectos:lo-basico-para-dibujar-pic

  • La importancia del mando intermedio, representada en la figura del supervisor de unidad de enfermería.
  • La Dirección de Enfermería .
  • La competencia de los profesionales.

Respecto al mando intermedio, queda claro cual es su influencia respecto:

  • Al estilo de liderazgo
  • El estilo  de grupos de trabajo.
  • El conocimiento
  • La práctica clínica.

Queda más que demostrado como influye en nuestros grupos de trabajo enfermero, cada gesto, cada palabra, cada acción.

Podríamos poner multitud de ejemplos que lo clarifique, como nuestro estilo de liderazgo lo va determinando.

Pero si que debemos mencionar que el estilo de liderazgo populista es probablemente el más pernicioso para nuestros grupos de trabajo, que no para ese supervisor de turno, ya que para este la vida se simplifica enormemente.

Es posible que la pretensión de los que practican este estilo de liderazgo sea otra muy diferente que la de conseguir de sus equipos de trabajo, equipos de trabajo de alto rendimiento en la aplicación de cuidados de enfermería de calidad.

El camino debe ser otro porque es estilo de liderazgo populista, suele producir estragos en el resto de la organización y en aspectos diversos, desde la calidad asistencial hasta la dinámica de grupos.

Sabiendo que el camino es otro y que el objeto de los supervisores enfermeros es convertirse en líderes en cuidados, referente de las acciones, catalizadores de los pasos de un equipo cohesionado debemos centrarnos en el conocimiento de los grupos con los que trabajamos.

el-procedimiento-de-comprobacion-limitada-en-inspeccion-fiscal-de-haciendaLos cambios que se van produciendo en las organizaciones son el ejemplo más claro, dónde podemos de ver de forma manifiesta como influye el estilo de las personas que dirigen los cambios en las unidades, podemos decir que el éxito o fracaso  del cambio dependerá en gran medida de la posición de los supervisores de enfermería y no estamos hablando del hecho de la implantación.

Como la mayoría sabréis no es lo mismo implantación que adopción, como tampoco es lo mismo difundir y diseminar.

Esto lo podríamos considerar como fases de un proceso, fases no se si necesarias, pero lo que si está claro es que el paso final es la adopción, la inclusión real en nuestra práctica de los cambios implantados con una calidad adecuada.

Los mandos intermedios deben trabajar en el conocimiento de los pasos por los que sus grupos irán pasando en cada momento:

  • Incredulidad
  • Comprobación
  • Miedo 
  • Aprendizaje.

Dirigir equipos de trabajo es un acto que podríamos considerar similar a conducir a ciegas

  • Lo primero es siempre incredulidad, mostrada como resistencia al cambio, resistencia dado que si siempre se hizo así no hay razones para cambiar. “Como pueden ser tan necios estos de arriba, como pueden malgastar tiempo y dinero si esto ya estaba bien”…..

Cada uno de nuestros gestos y palabras en este momento será básico.

  • En la fase de comprobación, los integrantes de los equipos de enfermería, compararán en base a experiencias anteriores, con lo que juega un papel crucial la comunicación y la información que se de a los grupos de trabajo para que los elementos comparativos sean los adecuados.

images-13Si nos tienen a nosotros diciendo “esto es una basura de programa, plan de cuidados, etc” es muy posible que estemos condicionando la comprobación.

Y si, es posible que muchas cosas que cambiamos no valgan demasiado pero el lugar de la reivindicación no es en los niveles más cercanos a donde se encuentran nuestros pacientes, es en otro lugar.

  • El miedo, miedo a cambiar a no saber como hacer, como actuar, a fallar con estos nuevos elementos, a no estar a la altura, a no estar a la par de nuestros compañeros, de nuestros pacientes. Miedo al cambio.

Aquí debemos de conocer que sentir miedo es algo natural y normal, que lo extraño es no sentirlo o ¿acaso pensamos que un bombero no pasa miedo al entrar en un incendio?

La clave reside en la gestión del miedo, en como sepamos reconocerlo y aceptarlo.

Es verdad, que frecuentemente el mundo de lo emocional es sacado de los grupos de trabajo, ya sea a nivel directivo u operativo.

Las emociones no están bien vistas y esto debe ser cuestionado en entornos donde la emoción juega un papel tan importante o ¿acaso nuestros pacientes no pasan por emociones extremas durante el transcurso de su ingreso hospitalario?

Es básico y fundamental que nuestro estilo de liderazgo contemple la gestión del miedo y este impregnado de todas esas “H” de las que Joan Carles March nos habla, este impregnado de emoción, solo así haremos un buen transito por el miedo al cambio.

  • Finalmente, nos encontramos con el aprendizaje, el cambio y adopción. 

Llegar a esta fase con mayor o menor éxito va a depender de como nos vayamos gestionando el transito por las fases anteriores, por como sepamos leerlas en los que nos acompañan en nuestros equipos, en como nos comportemos y actuemos.

Superar la fase del cambio, llegar a la adopción va a requerir que como conductores de equipos seamos flexibles y rápidamente adaptables a los cambios y a cada uno de los momentos por los que va pasando nuestro grupo.

No nos olvidemos que:

Con cada una de nuestras decisiones, se van conformando los valores y la cultura de nuestro equipo de trabajo.

Feliz día de la enfermería, no olvides revisar todas las iniciativas que se van a ir desarrollando.

Gestión de Enfermería

No Comments
Post a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: