Se me cae el lápiz

Hace unos meses recibí un consejo . El consejo era:

Cuando estés “allí”, no milites de enfermero

lapiceroDesde que me dijeron esas palabras le vengo dando muchas vueltas acerca del motivo de aquellas palabras (dichas por una enfermera, una superenfermera diría yo que además muchos conocéis) , motivo que esta misma semana he comprendido.

En medio de una comida de trabajo, alguien hacia una exposición acerca del absentismo en el mundo sanitario que varias personas compartían y algunos otros no tanto. En medio de esta exposición se afirmó y corroboró por otras personas una frase:

A las enfermeras habitualmente se les cae el lápiz.

El primer pronto evidentemente fue contestar, pero antes de articular sonido alguno resonaron en mi cabeza esas palabras.

No milites, el talento va más allá de la militancia en una categoría profesional.

 ¿Por qué alguien puede pronunciarse así? ¿por qué casi todos parecían estar de acuerdo?

Creo que puestos a reflexionar e intentar ir más allá de ponerme una tirita por el daño producido, lo más productivo es la reflexión y el análisis, cosa que por otra parte es el motivo de estar “allí”, la toma de decisiones.

Después de una búsqueda ligera (absentismo + enfermera) por algunas bases de datos (que no nombraré porque son las que todos utilizamos) las palabras más repetidas por los artículos referenciados son:

  • Precariedad contractual.
  • Clima laboral.
  • Conflictividad laboral.
  • Incomprensión directiva.
  • Desmotivación.
  • Presión asistencial.

Es posible que esto sea compartido por algún gremio sanitario más, nosotros no hemos ampliado la búsqueda para corroborar si esto es así, pero siendo seguramente así cada gremio sanitario busca sus propias válvulas de escape… los que pueden.

La connotación de los turnos:

Solamente habiendo trabajado a turnos se puede saber el desorden general que produce en la vida de una enfermera, donde la expresión conciliación de la vida familiar pierde todo el sentido y donde el equilibrio cuerpo-mente también lo pierde.aplica1

Cierto es que es algo que una enfermera al igual que otros profesionales aceptan cuando eligen esta u otra profesión, pero no es menos cierto todo lo que se “sufre” haciendo turnos.

Esto se contrapone a la afirmación acerca de que el personal médico por la connotación de su profesión debe tener flexibilidad de horario, debe tener libertad de entrada y salida de los centros sanitarios. (esta es una idea que todos hemos oído… y últimamente más ¿verdad?).

Se me cae el lápiz:

¿por qué se puede decir que a una enfermera se le cae el lápiz? ¿Se puede atacar a un profesional por el hecho de que a las 15, 22, 8 horas quiera marcharse a su casa y no esté dispuesta a un segundo más en su puesto de trabajo?

Empezaré diciendo algo que es bien conocido por todos los profesionales con los ojos abiertos, el solape de jornada.

El solape de jornadas……. si, existe por mucho que desde distintos ámbitos se obvie, yo  lo veo entre mis enfermeras (las que están a mi cargo) y también sufro el solape de jornada en mi casa….. nadie llega  a su casa a las once de la noche cuando la espera su bebe por gusto y más cuando su centro de trabajo está a escasos cinco minutos.

La prolongación de jornada…. después de los últimos recortes sufridos por el personal sanitario,  todos hemos visto como entre otras cosas nuestra jornada laboral se ha incrementado.

Respecto al personal de enfermería, he de decir que las enfermeras que están a mi cargo….. las cumplen……. las tienen incluidas en sus cómputos anuales y por tanto no tienen modo de escapar. Al menos todas estas enfermeras  trabajan más… ¿Todos podemos decir lo mismo? ¿no cobra sentido el “ni un segundo más”?

¿Esto es sinónimo de ausencia de compromiso e identificación con la empresa y con los pacientes? Creemos que no.

¿Y….. si se me cae el lápiz?

descarga (3)También es cierto, que cuando alguien dice algo lo habitual es que no sea por animadversión hacia el de enfrente.

Bajo este supuesto, debemos pensar cómo alguien nos puede ver así.

Ahí entramos en terrenos de pesronal branding, tema del que frecuentemente hablamos y ahí si que en algunas ocasiones no estamos demasiado pendientes de la imagen que como profesionales transmitimos y en ocasiones tanto individualmente como de forma grupal debiéramos ser más cuidadosos acerca de que queremos transmitir, y como lo queremos transmitir.

Clima laboral y lapiceros:

En fechas próximas podréis ver publicado nuestro estudio sobre clima laboral, donde bajo la visión de la enfermera cataloga su relación profesional con el personal médico entre otras cosas.

Tanto nuestro estudio como la gran mayoría de los estudios dan como resultado la ausencia de relación laboral positiva entre médicos y enfermeras, bajo la perspectiva de las enfermeras (no olvidéis).

Estoy convencido que realizada la encuesta inversa, los resultados serían parecidos.

¿por qué? ese es el quiz de la cuestión.descarga (1)

¿por qué los que tenemos “alguna” responsabilidad desechamos la idea de buscar puntos de mejora de esta situación que nos lleve a la mutua comprensión y entendimiento laboral?, al menos esa es nuestra experiencia.

Es probable, que una de las respuestas sea que la enfermera ya dejó de aceptar y acatar, para pasar a reclamar y reivindicar su posición, pensamiento y valor profesional.

A una enfermera ya no le vale todo y tanto la aceptación como el logro de este hecho es duro y largo…

Nota final:

Durante este articulo, hemos intentado pasar de largo y huir de la tentación del  “y…. tu más”. Es muy sencillo contraponer a cada “caída de lapicero interrogacionenfermero” … la “caída de lapicero médico”.

Mejor, pensemos en los motivos y razones y construyamos en beneficio de nuestros pacientes.


…Y una pregunta:

¿Quién está junto a la cama de un paciente cuando éste tiene dolor, cuando éste tiene frío,… miedo, dudas,llanto…?

Eso es el trabajo invisible que nunca sale en la prensa. ¿tiene valor?

GESTION DE ENFERMERIA

10 Comments
  • NuriaDeArgila

    Hola Alberto. Te felicito por el post, es un tema que al leerlo me ha hecho pensar y con sinceridad, nunca lo hubiera planteado porque yo he sido la primera en facilitar el fin de turno en hora (para todos igual, con hijos o sin ellos); pero bien es cierto que cuando había que cubrir una baja, la gran mayoría se ofrecían facilitando que la plantilla estuviera cubierta en todos los turnos. Además creo que la enfermería es de las pocas profesiones sanitarias que cumple horario, por eso cuando se toca el tema, lo defiendo (corporativismo y activismo) como alude Andoni. En cuánto la relación enfermera-médico, cierto que todavía hay barreras por superar, que suele reconducirse cuando se aúnan respeto y profesionalidad.
    Un abrazo

    abril 29 at 09:11
  • EnferEvidente

    Hola Alberto, como siempre tarde pero me paso…

    Creo que sé prefectamente dónde y en qué circunstancias te dieron ese consejo del principio… es, para muchos, el quid de la “cuestión gestora”: “no ponerse en el lugar de los trabajadores”….

    Está claro que el trabajo a turnos y el escrupuloso cumplimiento de la jornada que ello trae genera unas dinámicas como las que describes… es cierto que en los más de 20 años que llevo en esto se viene vendiendo la moto del solape como solución… ¿y si el trabajador no cumple con el solape? el problema es de actitud y de respeto entre nosotros y, sobre todo, de responsabilidad con las personas a las que cuidamos.

    Hemos de saber priorizar y asignar valor al relevo tanto al recibirlo como al darlo… hay que implantar estrategias para que el relevo pueda ser “tranquilo”… por ejemplo ¿os habeis preguntado porqué enfermeras y TCAEs tienen que hacer el relevo a la misma hora?

    Un abrazo.

    abril 29 at 08:25
  • lorena

    como tema, es muy interesante y tendriamos mucho para opinar.en cuanto a la prolongacion de jornada. En nuestro caso suele surgir por el alto ausentismo del personal, el cual se debe entre otros de los motivos aqui mencionados como la desmotivacion y clima laboral etc. el aumento de la cantidad de pacientes en los sectores de internacion,(demanda), la sobrecarga de trabajo por que aumenta la complejidad en la atencion de los pacientes, aunque no aumenta el numero de personal de enfermeria con respecto a esto.,y con el tiempo quienes si asisten a su trabajo continuamente terminan agotandose y con ausentismo o se traduce en enfermedad del enfermero, o la presion laboral acumulada en este “poco”se traduce en malas relaciones interpersonales..Y sumado a esto se terminan derivando otros temas como la redistribucion de personal hacia otros sectores, tema muy complicado por aqui…para cubrir los ausentismos o falta de personal generalmente imprevisto en otras areas denro del mismo hospital..lo cual genera conflicto , ya que muchos no estan de acuerdo , otros tantos si…etc..Bueno en definitiva es un tema muy dificil de resolver por estos momentos…

    abril 28 at 02:05
  • Enfermera

    Creo que el quid de la cuestión está en que la mayor parte del colectivo enfermero aún no se ha enterado de que trabajamos con personas, no con muebles… Se debe empatizar más con el paciente, y atender sus necesidades sea la hora que sea, porque su dolor no entiende de horarios,cambios de turno, estrés ni desmotivación… Y como somos el personal que esta a pie de cama, debemos responder como tal, es nuestro trabajo! Lo demás, a solucionarlo aparte, ya que no es justo que el paciente lo perciba.

    abril 27 at 14:43
  • andonicarrion

    Buen post y buen análisis… pero me queda una duda. ¿qué problema hay en hacer algo de enfermerActivismo? Por qué siempre somos nosotros los que nos tenemos que abstraer del corporativismo cuando otros (y aquí entran muchas profesiones) lo ponen delante de cualquier decisión, comentario o propuesta?

    Un abrazo.

    abril 27 at 10:50
Post a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: